martes, 31 de mayo de 2016

Corteza de Abedul, de Antonio Cabrera

He aquí el nuevo libro de un «riguroso maestro capaz de llevar la poesía hasta el terreno de la filosofía» (José Luis García Martín). Tras seis años de espera, Corteza de abedul culmina la trayectoria coherente e inquisitiva de Antonio Cabrera en pos de una poesía que mira y piensa a la vez. Estos poemas se acercan a los espacios abiertos y a la naturaleza en sus manifestaciones más concretas: una palmera solitaria, un insecto, unas hojas de arce, un guijarro, unos lirios amarillos, una duna... Su forma de contemplar es siempre sugestiva. Versos sobrios y precisos, con el tono de la meditación, conscientes de la proximidad y la distancia a la que el mundo exterior se sitúa. Sus palabras ―que afectan tanto a la inteligencia como a la emoción― van levantando acta del afuera y se vuelven finalmente hacia el interior de quien observa y razona. No por casualidad el conjunto se cierra con un autorretrato del poeta.

Almiar de Emociones

Si no te gusta la poesía no pierdas el tiempo con este libro. Pero si te gusta, este libro será, sin duda un libro que te atrapará y causará un profundo efecto en tu interior. Este libro, el primero de la trilogía, nos regala un viaje al corazón de algunas de las emociones que nos envuelven cotidianamente, no por ello menos sorprendentes. El autor nos describe de la siguiente forma la relación entre la poesía y las emociones: Era joven y guapa, estuvo mirándome toda la sesión mientras yo recitaba mis poemas con voz de tenor. Al acabar se me acercó y me dijo: “no sabes cómo me ha gustado tu poesía, todo lo que ha pasado dentro de mi cuerpo y a flor de mi piel. Creo que nunca lo olvidaré. Y eso que no he entendido nada” Eso es la emoción, un sentir sin saber, una cadencia, un ritmo que nos impone extrasístoles inesperadas, sin llegar a comprender, tal vez, la totalidad de lo expresado, y aún así sentirlo completamente.

Haciendo Planes, de Karmelo C. Iribarren

Karmelo C. Iribarren nació en San Sebastián en 1959. Es autor de los siguientes libros: Bares y noches (Ateneo Obrero de Gijón, 1993), La condición urbana (Renacimiento, 1995), Serie B (Renacimiento, 1998), Desde el fondo de la barra (Línea de fuego, 1999), La frontera y otros poemas (Renacimiento, 2005), Ola de frío (Renacimiento, 2007), Atravesando la noche (Huacanamo, 2009), Versos que el viento arrastra (El Jinete Azul, 2010), Otra ciudad, otra vida (Huacanamo, 2011), Las luces interiores (Renacimiento, 2013), La piel de la vida (Baile del sol, 2013) y Diario de K. (Renacimiento, 2014). Su obra ha sido objeto de las siguientes antologías: Gainontzekoa, kontuak dira (Erein, 2000), La ciudad (Renacimiento, 2002, 2008 y 2014), El tamaño de los sueños (Anaya, 2006), Un leve guiño de luz hacia la sombra (Ediciones 4 de Agosto, Planeta Clandestino, 2011) y No hay más (Zindo & Gafuri, Buenos Aires, 2014). En el volumen Seguro que esta historia te suena (Renacimiento, 2005, 2012 y 2015) puede leerse la obra completa del autor.

Homenaje a Wadis Echeverri

La VII Semana de la Poesía, que se celebra por estos días en Manizales, le rindió este jueves un homenaje al ‘comandante’ Wadis Echeverri, del movimiento literario conocido como los ‘alzados en almas’, el mismo al que perteneció la poetisa María Mercedes Carranza.

Fue ella quien lo llamó el ‘poeta jardinero’ por primera vez, porque desempeñó ese oficio en la Casa de Poesía Silva en Bogotá. Además, es reconocido como uno de los últimos nadaístas colombianos, a pesar de que él cuenta que rechazó a su colega Gonzalo Arango, líder de ese movimiento en el país, cuando le propuso unirse a él.
 
Echeverri nació en Filadelfia (Caldas) y cumplirá 68 años el próximo 21 de marzo. La fecha coincide con el Día Internacional de la Poesía instituido desde 1999 por la Unesco.

“Un poema es el montón de cenizas que quedan después de prenderle fuego al mundo”, citó él de su poema 'Niños de Sien' durante una tertulia en el hotel Varuna, previa a la ceremonia, en la que compartió con colegas como el sanandresano Juan Ramírez Dawkins y la manizaleña Miriam Torres Bonnet. 
El evento, que se llevó a cabo en la Secretaría de Cultura de Caldas, fue organizado por la fundación cultural La Nave de Papel. Su director, Carlos Mario Uribe, describe la poesía como “un lenguaje de libertad que ayuda a modificar la sociedad”. También contó que la programación de esta semana ha incluido recitales en cárceles, barrios vulnerables y parques de la ciudad.

Patricia Helena Fierro Vitola, 'Metamorfosis'

Ingeniera y experta en marketing escribió obra 'Metamorfosis', como una terapia para sanar heridas.
Es difícil imaginar que a los 13 años se pueda escribir sobre dolor, amor o soledad y más aún convertirlo en un libro de poemas.

Para la poetisa Patricia Fierro escribir se convirtió en la forma de expresar sus sentimientos. Según ella, "se requiere de mucha sensibilidad, captar en las cosas más sencillas los sentimientos más puros”.
 
“Cuando tienes dentro de ti letras que necesitan nadar hacia la superficie para ver la luz y evitar ahogarte, descubres en la composición de versos una forma en la que tus sentimientos perduren fuera del agua”, dice.
Su primer libro Collage, trazos de existencia lo lanzó en el 2010, una recopilación de sus primeros poemas dedicados al amor, los viajes, la vida y a la ausencia, los describe como “letras inocentes que nacieron de la gran sensibilidad que tengo por la vida”.
Metamorfosis, su segundo libro, es para ella una transformación en todo sentido, su forma de escribir maduró junto con ella y sus poemas y eso se ve evidenciado en los tres capítulos del libro de 84 páginas, a los que llamó ‘Batallas perdidas’, un capítulo bastante personal que lo dedica a las personas que se van sin tener tiempo de despedirse, a esas madres que no pudieron ser madres y al dolor.

El segundo capítulo ‘Vagando sin rumbo’ es dedicado a su esposo y a las experiencias que ha vivido con él. Sus viajes y la forma en cómo se inspira de la vida, porque si algo se puede decir de esta poetisa, nacida en Popayán, es que le sobra sensibilidad y pasión.

El tercer capítulo ‘Letras al desnudo’ son historias ajenas y propias que decidió convertirlas en poemas, donde le escribe a los amantes, a la inocencia de los niños o a la experiencia que se consigue en la vejez, a los viajes, a las historias de amor inconclusas o las que están en la cúspide.

Un libro que trata temas con los que cualquier persona puede sentirse identificada. Le escribe al dolor y al amor, a las lágrimas y a las risas, a la ausencia, a las cosas perdidas y a lo que se queda siempre con ella. Tal vez fue eso lo que cautivó a los lectores en Amazon, la tienda virtual más importante, donde fue Best Seller.

Metamorfosis tiene la capacidad de penetrar el alma de quien lo lee, La autora logra transmitir el dolor por el que ha atravesado y permite que se identifiquen con sus poemas y eso hace de este libro una inspiración para quienes de alguna forma tuvieron miedo, han sufrido o han perdido la esperanza.

Esta ingeniera en electrónica y telecomunicaciones y empresaria en marketing digital deja salir la creatividad y la armonía en sus letras para emitir amor a sus lectores por medio de Metamorfosis, obra que transmite el concepto de cambio como un proceso de dolor y trasformación, por esta razón sus poemas son un sinfín de sentires personales y ajenos de aquellos que pasaron por su vida y dejaron huella.

Fuente:  http://www.eltiempo.com/colombia/cali/poetisa-patricia-ferro-del-cauca-fue-best-seller-en-amazon/16586541

jueves, 26 de mayo de 2016

Tu oscuro nombre, de Alfredo Piquer Garzón en la Feria del Libro de Madrid

El poeta Alfredo Piquer Garzón vuelve a alzarse en la palabra, esta vez lo hace bajo el hechizo de la mitología clásica, por la fascinación de lo olvidado y por los pecios de todos nuestros naufragios.

"Tu oscuro nombre", el nuevo título que la editorial Cuadernos del Laberinto publica en su colección Anaquel de poesía, es un reconocimiento, un compromiso ardiente que señala la importancia de la memoria.
 
Es el propio poeta quien reconoce que este, su cuarto poemario, está escrito desde la sinceridad, e insiste en que la poesía es todo menos un acto mecánico. La poesía implica desgarro a pesar de la hipotética retórica, y es por eso que la poesía —la obra de arte— es quien nos utiliza como meros artífices.


Oscuros nombres; tu oscuro nombre. Porque todos los nombres que denominaron hechos, personas, vivencias, sentimientos, se oscurecen poco a poco en la memoria; la oscuridad envuelve asimismo las palabras dichas y los pecios de todos nuestros naufragios. Y porque alguno de esos nombres tuvo tal vez brillo especial y por eso, una vez apagada su luz, su oscuridad es aún más profunda, más dolorosa.

No solamente los nombres de otros, sino los nombres de todos los que nosotros mismos fuimos. No solamente los nombres reales o los nombres que conocimos en el lapso de nuestro tiempo vital ya transcurrido sino los nombres de la Historia, o del Arte, los que existieron o los nombres de la ficción, los que nos dejaron sin embargo una impronta, una huella real que nos conformó en lo que somos de igual manera. Con todo, oscurecidos progresivamente en el tiempo, como en el túnel que forman dos espejos enfrentados repitiendo nuestro propio reflejo. Porque mientras nos adentramos en uno de sus lados, sin posibilidad de retorno, el otro lado se sume progresivamente en una oscuridad cada vez más densa.



Arranca la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid y la editorial Cuadernos del Laberinto (caseta 193) contará el sábado 28 de mayo, entre 13 y 14.30 horas, con la presencia de ALFREDO PIQUER GARZÓN. Una cita ineludible con la poesía, con quien quiera conocer en persona a un escritor sincero y valioso.


Me llama con un canto de tiempo,
con música de besos que suena entre sus labios
en sus ojos oscuros, su enardecida piel;
creciente el pelo como una luna espléndida
de hierba mecida por el viento.
Se detiene el arroyo a aprenderse su risa
y las estrellas paran su trayectoria oscura
contemplando su luz.
La vida se transforma en un gozo de espera
luminosa y ardiente cuando anhelo sus brazos,
cuando me llama con sus ojos oscuros
y cantan nuestros besos una canción de viento
y tiempo y hierba, de estrellas y de arroyos,
cuando llega y se encuentran, mi piel enardecida,
mis labios con sus labios.

Divina comedia, de Dante Alighieri

Dante Alighieri (1265-1321), padre de la lengua italiana, invirtió doce años de su vida en escribir la Divina Comedia. Dos hechos biográficos -la muerte de su amada Beatriz y el exilio de su ciudad, Florencia- le sumieron en un estado de incertidumbre y desilusión que sólo logró superar a través de una poesía universalizante que dejó a las generaciones venideras una obra plena de belleza e inmortalidad, base de la literatura alegórica medieval. En la Divina Comedia Dante pretende decir lo que nunca ha sido dicho de mujer alguna: la exaltación del triunfo celestial de la amada, la expresión de un amor que transciende las dimensiones físicas de este mundo y se convierte en pura espiritualidad. El resultado final es un fantástico viajes hacia la redención que abarca todo el argumento existencial, desde la creación del hombre hasta su destino final, la divinidad. Ángel Chiclana, de la Universidad Complutense, ofrece en su edición una auténtica guía de lectura, adaptando nuestra sensibilidad moderna a la ideología y la estética medievales y familiarizándonos con los personajes, acontecimientos, instituciones, fuentes literarias y el complejo teológico y filosófico del autor de esta obra cumbre de la literatura universal.

317 kilómetros y dos salidas de emergencia, de Loreto Sesma

Una vez conocí a una niña. Ella pensaba que podría jugar a la rayuela con las líneas de una carretera. Creyó que era verdad que hay una estrella que guía a los viajeros con alma de nómada. Encontró miles de hogares y todos ellos fueron personas. Se abrazó al desastre que supone arrancar sus raíces y amarrarlas a cualquier corazón que creía que latía por algo más que supervivencia. Luchó por llegar a una cima solo para robarle un rayo de luz al sol y así poder alumbrar los ojos tristes de su madre. Amó como solo un niño puede amar: con el pecho abierto y como si no hubiese un mañana. Escribió durante demasiadas madrugadas para sus dientes de leche y lloró cuando su barquito de papel no podía surcar más mares. Sobrevivió a un naufragio y llegó a tierra, donde añadió una vela más a la tarta simplemente para poder soplar un nuevo deseo. «Que empiece el viaje», pidió. Lo escribió en una libreta, porque le habían contado que si los sueños se dicen en alto no se hacen realidad. Esa niña, que soy yo, se ha hecho mayor. Ahora comprendo que no entiendo qué es vivir si no es desgastar la suela de los zapatos y las ruedas sobre el asfalto, o quizá es que el mundo no para de girar y yo solo trato de seguir el baile.

Declaro el estado de poesía permanente, Jacques Pierre

¿Qué es Acción Poética? Quizás esa poética rebelión en unas calles que se llenan cada día más de mensajes vacíos, repetidos hasta el hartazgo, precisamente no busquen más que despertar lo humano de quienes se topen con esas paredes en su camino.
Breves frases, certeras frases, sin motivaciones religiosas ni matices políticos porque es preciso reunir y no dividir. Paredes que hablan a lo que uno lleva dentro y como un espejo de cuentos de hadas, reflejan quizá cosas que hemos olvidado. Son al fin, una invitación a rebelarse de uno mismo, porque cada acción, cada idea es una pequeña rebelión a lo que ya viene siendo.
Este libro toma esas mismas frases y citas con que almas bondadosas llenan las calles del mundo, y las convierte en títulos para desencadenar los versos que lo conforman.
- Jacques Pierre

"Siéntase un afortunado. Si usted está leyendo estas palabras, significa que entre sus manos tiene una obra que lo llevará a las fronteras de su imaginación. Después de leer a Pierre, usted no será el mismo, experimentara una transformación, su perspectiva del mundo será diferente, ¿más romántica, más colorida, más hermosa?. Ese desafío es suyo.

Cuando Jacques me encomendó escribir este prólogo inmediatamente sentí un gran regocijo, segundos después comprendí que estaba sumido en una difícil empresa. No podía ser un prólogo más y caer en la simple experiencia de escribir uno laudatorio, tarea de significativa dificultad ante un trabajo tan mirifico. Sí bien, en comparación con esta obra mi prólogo sería exiguo, surge inevitablemente la necesidad de escribir algo decente según mis pretensiones y por lo menos dejar un fútil recuerdo en la mente de algún lector.

Hace poco tiempo que nos conocemos con Jacques. Pero en el primer encuentro fue como sí nos hubiéramos conocido desde antes, como sí nuestras mentes se conocieran sin conocerse, unidas por este bello universo llamado literatura. Como decía el escritor Julio Cortázar esa que nos libera de todo mal, que nos da la posibilidad de recorrer el cosmos, el tiempo, pasear por lugares donde nunca nadie ha estado, ni conoce.

Esas obras que interpelan nuestra imaginación, que bregan por hacernos volar en la de otros, construyendo la otredad de los no lugares, de viejos tiempos hechos de nuevos momentos. Esa literatura que nos permite conocer a esos queridos, admirables, o a veces siniestros y odiados personajes que nos plantea la contradicción entre la satisfacción y la búsqueda de libertad. Y así fue como nuestras mentes se conectaron por un mismo sueño.
Anhelos compartidos que nos condenan a la felicidad sólo con leerla, no necesitamos mucho más, somos de ella ávidos lectores egoístas.

Respeto, admiración, cariño y por supuesto un poco de envidia es lo que Jacques inspira en mi ser como pocos lo hacen. Bueno, ahora sí, basta de prolegómenos. A arrellanarse en el lugar y a prepararse para navegar en esta obra llena de la más excelsa poesía."

Mills Fox Edgerton, de la risa al llanto pasando por la libertad

Risa y llanto: estos son los dos elemento metafísicos que el lector va a sentir ante la lectura del nuevo poemario que el norteamericano Mills Fox Edgerton acabada de publicar en Cuadernos del Laberinto. Esta editorial madrileña celebra su décimo aniversario con el festín de una colección de poesía que destaca por la impecable calidad de sus autores y su diseño imaginativo.
“¡A por ellos!” es el acertado título de este nueva obra que comprende casi 150 poemas, breves y compactos, que nos llevan de la exaltación de la vida a la rabia contenida. Por sus páginas transitan miedos del pasado, costumbres aprendidas a fuerza de cincel y una ruptura, consistente y clara de la vida añeja que da paso a la certeza de no volver a ser nunca más prisionero del temor.
El mismo autor es quien señala que es este su libro más libre, y que es el resultado de abrir una puerta a la claridad, de olvidar el pavor a la maldad y poder volar alto y lejos, volar sin miedo. Es por eso que cada día que me despierto, me repito “¡A por ellos!”, y me levanto para empezar un nuevo y preciado día.

Mills Fox Edgerton (EEUU, 1931) nació y se crio en Nueva Inglaterra en el seno de una familia yanqui. Se doctoró en Lenguas Románicas en la Universidad de Princeton. Ejerció la docencia durante treinta y tres años en la Bucknell University, cuya editorial dirigió durante unos veinte años, editorial conocida por la calidad y la cantidad de los libros de crítica literaria enfocada sobre las literaturas española e iberoamericana que ha publicado y sigue publicando. Se jubiló en 1993 como Catedrático de Lenguas Modernas.
Escribe en castellano pero también ha publicado obra suya en francés. Es sobre todo poeta, pero también ha editado narrativa corta y novela. Se considera un poeta español.

Los afortunados que el sábado 4 de junio puedan acercarse a la Feria del Libro de Madrid podrán encontrar a este inigualable poeta firmando en la caseta 193 entre 18:30 y 21:30 horas.


Me hablas
con confianza —
no te imaginas
que yo me te estoy imaginando
desnuda...


No eres un diamante
que haya que pulir,
eres un trozo cortante
de vidrio...


Más allá
de mi ser
y del tuyo,
de esta cama
y esta almohada
de amor y de odio,
¿qué hay?


Minerva Margarita Villarreal gana Premio Bellas Artes de Poesía

La poeta y maestra en letras españolas por la Universidad Autónoma de Nuevo León, Minerva Margarita Villarreal, es la ganadora del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2016 por su obra “Las maneras del agua” que firmó bajo el seudónimo “Amarilis”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, el jurado integrado por Francisco Hernández, Armando González Torres y Christian Peña, otorgó el reconocimiento al trabajo por ser “un libro con unidad de tono e intensidad sostenida que, a través de la figura de Teresa de Ávila, hace una amplia y original exploración poética”.

“En otros libros encontramos una búsqueda muy obvia de originalidad. Esto provocó un alejamiento de la poesía, al menos como nosotros la entendemos o la disfrutamos, algo que tiene que ver más con el lirismo que con lo abstracto, con la poesía visual, que tanto está filtrándose. En este trabajo encontramos esa concordancia de título y lo que está diciéndose, sin que se pierda intensidad, y algo muy íntimo de quien lo escribió”, agregó Francisco Hernández.

“Las maneras del agua” será premiada en el marco del Programa Cultural de la Feria Nacional de San Marcos.

El galardón que consiste en un estímulo económico de 500 mil pesos y la publicación de la obra por parte del INBA, es convocado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República y el INBA, por medio de la Coordinación Nacional de Literatura, en colaboración con el Gobierno del Estado de Aguascalientes, a través del Instituto Cultural de Aguascalientes.

Pablo Neruda vuelve a ser enterrado en Isla Negra

El poeta y premio Nobel chileno Pablo Neruda volvió a ser enterrado este martes en el balneario de Isla Negra, tres años después de que sus restos fueran exhumados para investigar si fue asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Tras un homenaje popular en Santiago, el ataúd con los restos de Neruda fue trasladado temprano este martes hasta el balneario de Isla Negra, en la costa central chilena, donde volvió a ser enterrado en la tumba que mira al océano Pacífico.

Cubierto por una bandera chilena y escoltado por una veintena de familiares y miembros de la fundación que administra su obra, los restos de Neruda volvieron a ser depositados en la tumba ubicada en el patio de la majestuosa casa con forma de barco en la que pasó sus últimos días, y donde también descansa su última esposa, la soprano Matilde Urrutia.

Un pequeño grupo de militantes del Partido Comunista, en el cual militó toda su vida el poeta, acompañó a cierta distancia la sobria ceremonia, al compás del tradicional grito: "¡Compañero Pablo Neruda presente, ahora y siempre!", que rompió la tranquilidad de un soleado día en Isla Negra.

De esta forma, el poeta volvió a ser enterrado en el balneario donde pidió ser sepultado y hasta donde fue trasladado en 1992, dos años después del retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet, saldando una deuda con el poeta que le regaló a Chile un Nobel de Literatura en 1971.

"Hoy día para nosotros no es un funeral, es todo lo contrario. Regresar a Isla Negra es volver a mirar el mar y volver a mirar el mar no es morir, es volver a vivir, sobre todo para un poeta", dijo a periodistas Raúl Bulnes, presidente de la Fundación Pablo Neruda, que administra su obra.

Los restos de Neruda fueron exhumados en abril de 2013, por orden del juez Mario Carroza, que investiga si pudo ser asesinado tras la inoculación de una inyección en el pecho, horas antes de morir en una clínica de Santiago, doce días después de instalada la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Hasta entonces, se pensaba que el poeta había muerto por el agravamiento de un cáncer de próstata.

La familia de García Lorca y el Estado español, enfrentados por su legado

La familia de Federico García Lorca y las autoridades españolas se enfrentan por qué destino dar al legado del dramaturgo y poeta, que debía ser puesto en valor en un centro especialmente construido a este efecto en Granada, pero sigue almacenado en Madrid.

El último capítulo de este enfrentamiento tuvo lugar esta semana, tras la decisión tomada el lunes por el ministerio español de Cultura de clasificar los dibujos, manuscritos y cartas del escritor en la categoría de "bienes de interés cultural", lo que impide su venta en el extranjero.

La fundación García Lorca, presidida por la sobrina nieta del poeta y dramaturgo, Laura García Lorca, expresó este miércoles su descontento, afirmando en un comunicado que "no ha sido consultada ni informada" al respecto.

El objetivo de esta clasificación es evitar que se esparzan estos tesoros y garantizar que permanecen en España, según el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.

La decisión tiene lugar después que, desde hace unos meses, la fundación se niegue a transferir estos bienes al centro García Lorca de Granada, en el sur del país, inaugurado en julio de 2015 y destinado en un principio a recibir el legado del escritor. Fue financiado en parte con dinero público, incluida una donación de Noruega de 4 millones de euros.

El centro debía haber sido inaugurado con bombo y platillo en 2015, pero en la actualidad sólo una parte está operativa.

Para explicar su resistencia, la fundación alude a desacuerdos sobre la supervisión del centro y su lugar en esta nueva estructura.

La fundación está además en conflicto con el Estado español y varias empresas debido a deudas millonarias relacionadas con la construcción del centro.

Existe además un procedimiento judicial en curso, a raíz de una denuncia presentada por Laura García Lorca en 2015 contra el exgerente de la fundación por falsificación documental y malversación de fondos.

Mientras tanto, la fundación podría haberse visto tentada a vender una parte de los bienes para pagar sus deudas, en particular las privadas, asegura una fuente cercana a las negociaciones entre la institución y el Estado que pide el anonimato, para explicar la clasificación del legado como "bien de interés cultural".

Los documentos de García Lorca, guardados actualmente en la Residencia de Estudiantes de Madrid donde vivió el poeta, incluyen más de 2,000 hojas manuscritas y otras 2,000 de correspondencia, libros y revistas, obras de arte que le pertenecían y dibujos firmados por él, afirma el gobierno regional de Madrid.

Participa en la ‘jam’ de poesía de EL PAÍS

Autores profesionales y aficionados pueden improvisar o recitar sus versos en la sesión de este domingo. Abierta la inscripción.

Un micrófono, unos versos, y la palabra. Este domingo 29 a las ocho de la tarde tendrá lugar la jam de poesía en el estand de EL PAÍS de la Feria del Libro (entre las casetas 313 y 314). Un lugar para la improvisación y dramatización de textos poéticos. La participación está abierta a cualquier autor, tanto profesional como aficionado, que desee compartir sus creaciones con el público. 

La poetisa invitada es Emily Roberts (Ávila, 1991), autora de la novela breve Lila (Ediciones Oblicuas, 2011) y los poemarios Animal de huida (Ediciones Oblicuas, 2013) y Regalar el exilio (Harpo, 2016). Es becaria de investigación en el Departamento de Filología Inglesa II de la Universidad Complutense de Madrid, donde actualmente realiza su tesis doctoral. En 2015 resultó finalista del certamen de relato breve Cosecha Eñe.

Todo aquel que desee participar y leer o improvisar su poesía ante el público deberá inscribirse abajo. Los 20 primeros tienen un puesto asegurado.

 

Antonio Colinas, premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana





«Cuando he recibido esta mañana la noticia, en carretera, he pensado en mi obra, pero sobre todo en mi vida». Con estas palabras reaccionaba el poeta Antonio Colinas en conversación con ABC, nada más hacerse público que ha resultado ganador de la XXV edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que convoca conjuntamente Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca. El galardón tiene una dotación económica de 42.100 euros.

Además, forma parte del premio la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre el premiado.«He pensado en mi vida y en el camino a veces a contracorriente que he llevado, siempre fiel a la palabra y a mi vocación poética», ha añadido el poeta galardonado. Al otro lado del teléfono, Antonio Colinas reflexiona tras recibir el premio en «un momento de plenitud y en esa frontera de los 70 años que acabo de cumplir, cuando pesan las cervicales y la edad también pesa. ¡Ojalá me quedara en esta situación de alegría, porque siento la cabeza y el corazón lúcidos!». Colinas se encuentra en un momento de cierto reposo tras la publicación de sus memorias, «un libro que le ha dejado desfallecido, que ha sido un gran esfuerzo».
Colinas considera que «la poesía ha sido siempre una vía de conocimiento para mí, y el premio reconfirma algo en lo que he creído». ¿Y en un mundo como el actual? «Hoy en día la poesía es un mensaje a contracorriente al que debemos seguir permaneciendo fieles. Yo soy un autor sensible a la deshumanización, a los problemas medioambientales, me rebelo contra el todo vale, contra la ausencia de valores, esos hechos tristes de este tiempo desnortado en el que estamos en España, en Europa, tal vez en el mundo», afirma.

Fuente: ABC

lunes, 23 de mayo de 2016

“…Y más allá de mi vida”, Jaime Alejandre, poeta enamorado

Jaime Alejandre es poeta desde que tiene uso de razón, es poeta en cada una y todas las situaciones de su existencia. Rima versos pensando en "Blade Runner", busca el ritmo sintiendo "In the mood for love", viaja y versifica, recorre las ciudades y escribe y sus ojos se llenan de la luz que emite el papel bajo su mano. 

Jaime Alejadre es un poeta de nacimiento, es un poeta que todos respetan, que todos leen. Jaime Alejandre está enamorado y escribe con libertad sobre el amor; pero además lo hace felizmente, lo hace sabiendo que el amor —si es sin hache, si es auténtico y brota desde ese lugar desconocido que todos queremos visitar— es un sentimiento alegre, es un sentimiento que hace crecer lo mejor de nosotros y arranca las fronteras de nuestra piel para unirse a la piel del ser amado.

Mañana, 24 mayo se presenta su nuevo poemario “…Y más allá de mi vida” (editorial Cuadernos del Laberinto. Madrid, 2016). Un libro de amor celebrado, habitado por versos optimistas, vitales, apolíneos que son el testimonio del despertar del antiguo temor reverencial de su autor, Jaime Alejandre, para avanzar hacia el paisaje de la confianza en uno mismo y en el mundo por virtud del amor; sobrecogedor amanecer que, como no puede ser menos, se produce por la irrupción imparable de la Iluminación.

Hemos tenido la ocasión de charlar con el poeta, quien nos explica de primera mano su proceso creativo.



Llega a las librerías de toda España “…Y más allá de mi vida” su nuevo poemario. ¿Qué va a encontrar el lector tras este sugerente título?

Un libro consagrado, literalmente, a celebrar el amor. El amor verdadero, que es el perdurable, de ahí el título del poemario. Hay quien dice que el amor es una enajenación mental transitoria. Se equivoca. O se confunde con otra cosa. El amor verdadero transforma la realidad con un efecto duradero, sereno y firme. Si no fuera así no habríamos sabido de la pasión que unió a Aurora y Titono, a Dido y Eneas, a Shakespeare o Cernuda con sus amores, aunque fueran secretos.

Precisamente porque el amor verdadero, el que se erige imbatible frente a las miserias de lo efímero, es el de largo aliento. Ya lo dijo Benedetti: “Después de todo qué complicado es el amor breve / y en cambio qué sencillo el largo amor / digamos que éste no precisa barricadas / contra el tiempo ni contra el destiempo / ni se enreda en fervores a plazo fijo / el amor breve aún en aquellos tramos / en que ignora su proverbial urgencia / siempre guarda o esconde o disimula / semiadioses que anuncian la invasión del olvido / en cambio el largo amor no tiene cismas / ni soluciones de continuidad / más bien continuidad de soluciones…”. Y en mi caso, tras una infructuosa búsqueda en la más oscura confusión vital, en el momento en el que tuve la fortuna de conseguir convertirme en mí mismo (“Ojalá llegues a ser el que eres”, dijo Píndaro), encontré ese amor. Por ello celebrar tal hallazgo, tal plenitud se convirtió en algo de asombrosa naturalidad en mi poesía en la que los versos fluían intensamente.

—Su anterior poemario “Lo que queda” es la antítesis de este nuevo que ahora presenta ¿Qué le ha sucedido para dar un giro de 180º, cómo se recupera esa esperanza perdida?

No diría yo que ese poemario sea la antítesis de éste. Es sólo otra visión, si se quiere complementaria, de la existencia.

Lo que queda siempre es lo que aún tenemos pendiente de hacer; también es el tiempo que nos resta en esta realidad difusa que llamamos vida; y lo que queda aún es, además, lo que dejaremos hecho cuando ya no estemos en estas dimensiones.

El hecho es que aquel libro nació de la proximidad real, del enfrentamiento concreto con la muerte, no como hecho meramente existencial sino como peripecia estrictamente personal. Recibir un diagnóstico médico adverso con la fecha concreta de la posible caducidad del autor se convirtió en el deus ex machina de aquellos versos. Sin embargo creo que no encerraban desesperación alguna sino muy al contrario una contemplativa admiración en cuya última sombra asomaba el resplandor de mi pasión por la vida. No en vano aquel libro es parte de mi trilogía “Heroísmo” que aborda la heroicidad cotidiana de los que resisten construyendo la existencia en la belleza.

De modo que esa misma pasión ocupa ahora los poemas de “…Y más allá de mi vida”, siendo ahora su deus ex machina otra experiencia personal sanadora y salvífica, profunda como una sonda oceánica, en esta ocasión el amor de largo aliento y enfebrecida serenidad.

¿Ha descubierto que la tragedia y el drama no son amigos del amor?

El amor es amigo de todo aquello que es auténtico y sentido con plenitud. Tragedia y drama también pueden estar en lo más íntimo del amor. Y digo del amor, no del desamor, donde parece más obvio que habiten tragedia y drama.

La existencia humana está sometida a caducidad. Tampoco es cosa estrictamente mala, recordemos otra vez a Aurora y a Titono. Bien está que así sea para que la longitud de la existencia y la intensidad vital en lo que fuimos puedan acompasarse dulcemente sin las amenazas del agotamiento y el hastío. Pero claro, la conciencia de que somos efímeros, cuando amamos de verdad, se convierte en algo trágico. Saber que en algún momento tendremos que separarnos de lo amado, lo que dio sentido a nuestra existencia es terrible, pero, como digo, es íntima parte del amor, el amor verdadero, no el falsa y artificialmente creado en una descabellada idealización. En todo caso ese drama del amor, nadie como Cernuda lo ha descrito con mayor emoción en su poema en prosa “Escrito en al agua” (de su libro “Ocnos”).

—“…Y más allá de mi vida” es un bello recorrido por la celebración del amor, por el optimismo y la confianza en sí mismo y en el otro. Suena a que está pasando un momento único y feliz ¿Se arrepiente del pasado o hay que cargar con él para lograr la dicha con conciencia?

Creo que es normal que uno se arrepienta siempre de alguna cosa concreta, de algo hecho o, más a menudo incluso, de algo que no hicimos. Eso es sano. Pero lo que no comparto es arrepentirse del “pasado” como de un todo. ¿Qué es el pasado sino estrictamente “nosotros”? No otra cosa, somos nuestro pasado. Y uno no debe jamás arrepentirse de sí mismo. Por eso tampoco comparto el verbo “cargar con el pasado”. El pasado nos conforma y se lleva, no como una carga sino como un alimento, una reserva de energía, una sabiduría que nos anuncia las luces y las sombras para guiarnos en el camino que se extiende a cada paso delante de nosotros.

Eso sí, en efecto vivo una felicidad única e intensa en la actualidad, una confianza a pecho descubierto en mí mismo y en la persona que amo, que permite dejar las corazas, blindajes y armaduras para que se oxiden en ese desván al que uno nunca regresará a por ellas. Por eso me siento alegremente desbordado. Porque el amor verdadero tiene siempre algo de desmesura, de no guardarse nada, de no escatimar lo más mínimo. El amor verdadero es más cigarra que hormiga, jamás ahorra emociones, las consume con entusiasmo. Pero porque sabe que son inagotables, renovables como el viento, el sol y las mareas.

¿Sigue siendo la poesía un arma cargada?

Cargada… de futuro, dijo el poeta. En fin, lo acepto como bella metáfora de uno de nuestros grandes escritores recientes, pero no me gustan las armas. He trabajado años en su erradicación y sigo pensando que la única arma buena es la que no existe. Digamos que la poesía para mí es un sueño, una promesa, una iluminación para avanzar hacia el futuro.

—¿Qué opinión le merece la métrica y la rima en la actualidad?

Realmente me merecen la misma opinión que cuando se usaban con más profusión hace unos años y siglos. Métrica y rima, tanto como el verso blanco o el libre han existido desde el comienzo mismo de la lírica, son meras representaciones de la emoción que transmite el poeta. También podemos considerar la poesía visual, la sonora. Todo ello no son sino vías de expresión que ni suman ni restan ni son necesarias siempre ni sobran en todo poema. Lo único que es indispensable en la poesía (y en cualquier expresión artística, creadora) es la autenticidad, sea en dísticos o en hemistiquios sin medidas. Pero esa autenticidad, en el caso de la poesía, está bien que se sirva del lenguaje universal que es la musicalidad. Por eso podemos reconocer claramente un poema aunque esté escrito en prosa. Hay algo de música en la profundidad de las palabras que las convierte en poemas. Y la misteriosa, arcana labor del poeta es, precisamente, sacar a la luz para todos eso que estaba oculto tras la realidad y el propio lenguaje, en un poema. Su formato es lo de menos.



JAIME ALEJANDRE
(Las Huelgas, Burgos. 1963).
Como escritor ha publicado una veintena de libros: las novelas Fugu, Donde sea lejos, Hacia las sombras y El cumpleanos; los libros de relatos El Alfabeto Matematico, Manual de Historia Prescindible, Bulevares, El rencor, De entre las ruinas y Cruentos; los libros de poesia Espectador de mi, Palabras en desuso, Los Heroes Fatales, Autorretrato Postumo, Los guerreros de terracota, Derrota de regreso, Lo que queda, Vertigo Cotidiano (1979] 1981) y Los versos del Capitan Jaime Alejandre (Antologia); las obras de teatro Patera-Tierra y Casa con jardin; el libro infantil Owane (la nina que cruzo el rio); y los calambures Diccionario de NeoloQuismos. Ha sido traducido al arabe y al aleman, editado en Braille y audiolibros e interpretado en Lengua de Signos Espanola y tambien ha sido columnista de prensa escrita en Espana y otros paises.

Como editor es socio de ediciones Evohe, codirige la coleccion de libros de viaje El Periscopio y la de literatura heterodoxa Intravagantes.




MARTES 24 mayo • 19:30 horas

Jaime Alejandre presenta ...Y más allá de mi vida
Con la intervención de Soledad Serrano
Librería los editores • C/ Gurtubay, 5 - Madrid
Entrada libre hasta completar aforo



DIVERSAS NATURALEZAS DE LOCO
Cuerdo encontrado,
cuerdo de desatar estoy
desde que fui peonza detenida
apoyada en el descanso de tu piel.

Mar parado, viento quieto,
temblor que no tremula,
coordenada hagiográfica soy
en tu cartografía sin puntos cardinales
donde eres todo centro,
eje del mundo. Ahí dispongo,
mi descanso porvenido.
Porque donde todo es movimiento,
giro todo, bullicio del espacio,
el eje no se mueve, el eje
persevera en su firme posición
mirando con desdén
el vértigo que causa.
 
 Destructor preventivo, el miedo
arrasa incluso aquello
que aún no ha sucedido,
los cimientos que nadie levantó.

Tú mi zona cero, el objetivo
de una bomba de neutrones,
tú la letra con que empieza
el Génesis. Tú los nombres
imposibles de los dioses
que esperan aún ser bautizados.


Editorial Cuadernos del Laberinto. Coleccción ANAQUEL DE POESÍA, Nº 54
88 páginas • I.S.B.N: 978-84-944752-8-3• 13€
Prólogo: Guinnevere A. Nash. PhD, Kennicott University