miércoles, 10 de enero de 2018

Garry Kasparov sobre Garry Kasparov. Parte I: 1973-1985

Por primera vez en español, el primer volumen de la que será la obra completa autobiográfica del ajedrecista ruso Garry Kasparov.

Estamos ante un libro de incalculable valor: un texto donde el propio Garry Kasparov explica y enumera las grandes partidas que han forjado su leyenda con el paso de los años. De cómo un joven niño de Bakú, integrado en un contexto propicio, acabó deslumbrando a todo el mundo, elevando el ajedrez a nivel mundial hasta cotas nunca conocidas en la historia.

¡Cuánto agradeceríamos si el mismísimo Alejandro Magno nos hubiese legado sus opiniones sobre el arte de la guerra y las batallas que emprendió en la Antigüedad! Por suerte para nosotros, Garry Kasparov, considerado por muchos como el mejor ajedrecista de la historia, emprendió hace unos años la titánica labor de analizar y comentar las que considera sus mejores partidas, o al menos, las que más le ayudaron a aprender y mejorar hasta convertirse en un maestro. 
Lo primero de todo, se debe aclarar que, salvo una primera parte introductoria donde el ajedrecista nos habla de sus primeros años, sobre cómo empezó a interesarse por el ajedrez o de la fuerte influencia de su padre y familiares que moldearon su carácter e intensidad con que entrenó para mejorar al ajedrez, el resto del libro es un compendio de las cien primeras partidas que abarcan un período desde 1973 a 1985, los primeros pasos y tal vez los años más importantes y fascinantes de su carrera, donde podremos comprobar de primera mano cómo pasó de ser un joven ajedrecista de Bakú a dominar el trono mundial del ajedrez. Cada partida viene acompañada de numerosas tablas que resumen las jugadas empleadas y más destacadas por Kasparov, de modo que se alterna la imagen y el cuadro de resumen de movimientos con los comentarios de Garry, aportando ideas, reflexiones y pensamientos que se le pasaron por la mente en aquel momento como la madurez que le han dado dichas partidas con el paso de los años.

Entre sus principales oponentes, cuando Garry todavía firmaba las partidas con su apellido de nacimiento Weinstein, encontramos a algunos como Maratkuliev, Beliavsky, Petrosian, Larsen, Smyslov, Yusupov y los míticos duelos con el también ruso Karpov. 

La primera parte de las tres que comprondrán este espectacular puzzle ajedrecístico será una delicia para todos aquellos jugadores o bien interesados o estrictamente profesionales del ajedrez. A pesar del lenguaje ameno empleado y la presentación "informal" de las jugadas, es un libro riguroso, serio y lleno de conocimientos para avanzar en el dominio del ajedrez. Sin duda, es un juego que, como el mismo Kasparov confiesa en el prólogo, nada de lo que ha conseguido gracias al ajedrez le vino dado de nacimiento; sí, es probable que tuviese un don innato que la mayoría de los mortales nunca llegaremos a tener, pero a ello se une un trabajo y una dedicación constantes desde que fue niño, con intensas preparaciones, entrenamientos y viajes muchas horas todos los días del año. El mensaje que parece que Kasparov nos quiere transmitir en varias ocasiones es que sin esfuerzo no hay recompensa.

(Antonio Sanz Egea)

No hay comentarios:

Publicar un comentario